Por tantos momentos tan bellos
que hemos pasado tu y yo
por tu ternura,por tu trato tan especial hacia mi
por que se que cuando necesito que alguien me escuche , y me comprenda,
cuento contigo ya lo se
porque eres tan especial,y me llenas de cariño y apapachos
por eso te amo tanto......tanto amor
porque haces que mis dias sean hermosos y llenos de amor
por tantas cosas,muchas
por eso es que te amo tanto
QUE SI UN MINUTO ME BASTO PARA QUERERTE
UNA ETERNIDAD NO BASTARA PARA OLVIDARTE
PORQUE A PESAR DE LA DISTANCIA,CADA DIA TE
AMO,MUCHO MAS
Y TU RECUERDO SEGUIRA SIEMPRE TAN PRESENTE EN MI
POR ESO TE AMO TANTO AMOR MIO
( Ninfa )
Amor que padece por esa distancia
de dulce fragancia que incita a lo lejos,
quisiera de besos...caricias colmarte
pero estás ausente... y solo recordarte
pueden mis adentros sentir este encanto
en este momento que me dueles tanto!

en este momento
que no estas
y canto

Pero si piensas volver algun día,
será mejor que venda la tristeza y
deje paso a la alegría,
que te invite a bañarte este verano en la picina,
que llene con mis lagrimas cuando no te tenia,
pero claro da, la soledad es tan amiga mia,
que no se si cuando vengas seras mejor compañia,
y si dices que ahora todo esta perdido,
talvez sea mas bonito
hecharte de menos que estar contigo,
ya que el corazon se lo han comido los gusanos
se mueren las mariposas que habia en mi estomago
mirame el polvo esta cubriendome los parpados
oigo mas en sueños que cuando ya he despertado
con esta herida abierta y con los ojos cerrados
juego a imaginarme lo que nunca me ha pasado
este sabado q el corazon me dio entera la vuelta
imaginado tanto q si vuelves no me dare ni cuenta
de los estados de animos

Tan lejos o tan cerca. Yo te amo.
Yo te amo sin importar la distancia.
Mi amor por ti es mas alla de lo que existe.
Simplemente te amo.

Puedes pensar
Que la distancia puede separar nuestro abrazo,
Que el tiempo hará más lejano nuestro encuentro,
Que mis besos se perderán en el viento…
Pero pensar que te he olvidado…
Nunca…
( Gitana )

Nuestro Amor

Nuestro amor es como una gota de agua
que cae desde lo alto del cielo
y lentamente se desliza sobre el cristal
dibujando nuestros nombres entrelazados.
Nuestro amor es como una rosa
una rosa sin espinas
impregnada de la suave y cálida brisa del amanecer.
Nuestro amor es como una larga mirada,
sin palabras,
palabras que entre tu y yo salen sobrando,
porque basta con tan solo un beso tierno y cálido
para saber cuanto nos amamos en realidad.
Nuestro amor es como un anochecer y un despertar junto a ti,
impregnando nuestra piel
con la suave y cálida brisa de un nuevo día.
Nuestro amor, es algo diferente
nuestro amor es algo especial.
( Alexa )
Un poema navideño para esta navidad deseandoles que lo pasen bonito bonito.
Mi árbol de navidad
Yo quiero en esta navidad, poder armar un árbol dentro de mi corazón y colgar en él, en lugar de esferas regalos y adornos, los nombres de mis más queridos amigos, familia, y gente a quien amo, los que viven lejos y los que viven cerca, los antiguos y los más recientes, los que veo todos los días y los que raras veces veo, lo que siempre recuerdo y los que a veces olvido, los de las hora más difíciles, y los de las horas intensamente felices!, los que sin querer me hirieron, aquellos que conozco profundamente y aquellos que conozco poco, mis amigos humildes y mis amigos importantes, los que me enseñaron valiosas enseñanzas y los que tal vez un poquito aprendieron de mi, quiero que éste árbol tenga raíces profundas y fuertes!para que os nombres de mis amigos, familia y seres queridos nunca jamás sean arrancados de mi corazón, y que sus ramas se extiendan gigantes! para colgar nuevos nombres que venidos de todas partes se junten con los existentes, un árbol de sombra agradable, para que nuestra amistad, amor confianza y cariño sea un momento de reposo en la lucha diaria de la vida, quiero que el espíritu de la navidad haga de cada deseo la más hermosa flor! de cada lágrima una sonrisa! de cada dolor la más brillante estrella! y de cada corazón una dulce y tierna morada para recibir a Jesús.....
Por: Magali Sauceda
Y tu sin notar que mis ojos gritan,
Sin saber si quiera que mis manos hablan,
Que todo mi cuerpo dice que te ama,
Que el verte me brinda tempestad y calma.

Y tu que no sabes
Que mis mariposas, revueltas, anciosas,
Escapan sin luz,
Buscando refugio en otra morada
Que nos son tu pecho, tu cuerpo, tu cama

Y yo que me pierdo con esta pasión
Y tu que te alejas
Sin notar si quiera
Que mis ojos gritan, que mis manos hablan,
Que todo mi cuerpo dice que te ama...

(Norma Martinez)
Tú eres un caracol
oyendo nostalgias en los tumbos del mar,
en las pescadoras gaviotas
que perdieron su ruta.

Tú eres un caracol
ovillado en la bruma;
va pasando un desfile de celajes sedientos.
Yo estoy empujando con mis remos al mundo,
pero él está encallado con su tromba de fuego,
o con su rezo de niño.

Tú eres la mariposa
que voló al despertar:
Vas trazando arabescos
con tus alas de arroyo,
vas buscando las flores
que murieron sin tregua.

Tú eres una mujer,
un poco soy yo y un poco eres tú,
y por esas huellas livianas de arena
te sigo por el borde de todos mis deseos,
te invento so pretexto
de amarte hasta el abismo,
hasta ser uno solo
en el confín de los sueños.

(Ronald Bonilla)
Todo lo que me he pasado se ha quedado conmigo,
tanto el día alegre cual ése de tristeza y dolor.
De las memorias en versos es que todo hoy digo
porque he sentido en mí tristeza, alegría y amor.

De lo real de mi vida quiero que todo se separe
para entrar de mi noche obscura a un amanecer.
Deseo una mujer donde mi alma siempre se ampare
al ya tener necesidad del amor sin ganas de beber.

Por el desengaño a nada con firmeza hoy sigo
porque a veces estoy cansando de cada cicatriz;
mi alma es el terreno donde siento cada castigo
a ahí mis sentimientos mueren y queda la raíz.

Mi amor ha sido análogo al más oscuro cielo
y aunque veo luz del día, lo negro siempre está.
Liberado hoy ando aquí en este temporal suelo
y a veces reconozco que mi alma tiene un más allá.

He sentido tanto aunque mi vida ha sido poca
y jamás me explico porque mi destino ha sido así.
Pero sobre todas, le deseo besar a una su boca
al estar convencido que sólo ella me haría feliz.

(Juan Antonio Rodriguez, hijo)
No sé en qué momento,
en qué;
estoy,
nunca sé dónde estoy,
porque soy fugaz,
estrella,
cuenco de agua reposando manos.
Nunca supe de dónde vengo,
si subo a la nube
si flagelo la luna
de luz
o mediasombra.
Siento correr el aire entre mis venas
y la altitud conmueve mis sentires,
el río me canta sin sueños
y sueño morirme cada madrugada
y siento estarme quieto
reposando medio muerto
vivo
entre la hierba alada.
No sé,
si tu cielo mueve tormentas en el alma,
o la luna lunera humedece mi espalda.
No sé,
predico y digo y juro en mil palabras que no lo sé.
Salto en la plaza, la que reposamos los cuerpos
como niños vestidos
reídos de cien historias
cuando tu saco fue cuna de mi espalda dolorida.
¡No sé porqué te ví llorar tanto!
ante mi fuga torpe,
la fuga de los libros teñidos de sueños locos.
No sé porqué la retina me miente
de las glicinas
y el espejo de la habitación
que dormía plácida hasta que llegamos
despiertos o mudos, o dormitando
sin dormirnos sudados
incansables...
Juro que no sé, señora
si le cuento que no fue mi ángel,
fue su ángel triste que enamoró mi alma,
fue su tierna mirada,
y su soledad solitaria y vagabunda en los caminos
sin rumbos.
Rejuro señora
que entre tanto alboroto de poemas,
mis uñas rasgan el último verso
de luna perseguida,
y no decapitaban en la noche
a la vuelta los relojes absurdos
de ese calor incontrolable...
Juro que, mediando entre el tiempo y la nostalgia,
entre el borde de mi río, entre sus barrancas
que sueñan verdades de mis absurdas preguntas,
baño mi espalda del sol naranja,
ese que con nuestras manos
cerramos inquietos cuando venia de la noche,
porque éramos:
uno.

(Ricardo Mastrizzo)
Yo lo sé: afuera
las luces anuncian que la ciudad
aún sobrevive:
Que tendrían que amarrar todos los postes
para que no se desangre.
Que el aire de la montaña
pasa arañando con su hálito y desciende
sobre la techumbre dispersa de la noche.

Pero pusiste tu lengua de húmeda estrella
sobre mi cuello
indefenso,
y mojas con tu pericia de gata el alma,
y es tu cuerpo
el más hermoso rescoldo que abrigo en mi cuerpo,
el nido pequeño que ya cabe en mis manos,
levantas la mirada
y ávida de cielos das los labios,
mariposa de todos mis deseos.

Abajo, blanden cuchillos
las hojas sedientas del temor,
pero tú, aquí, despliegas tu más hondo beso
y suples mis llagas con cariños nuevos.

Afuera, ¡hay quizá tanto afuera!,
pero aquí, en este espacio inventado,
estamos aprendiendo a no negarnos,
a ser las alas
del ángel que iniciamos.

(Ronald Bonilla,
del libro A Instancias de tu Piel, Editorial Géminis)
Ya no hay respuestas que debas esperar,
ni fantasías que no hagas realidad,
tu cita ya no tiene un tiempo,
es ahora, aquí... para siempre.

Abrázame fuerte, no me sueltes,
juro que llegaremos juntos al cielo.
Despójame de toda inhibición y
bautízame con tu amor.

Deja que guarde en el baúl
de los recuerdos cada movimiento,
que encierre el excitante aroma de tu cuerpo.
Y Dios detenga el reloj eternamente.

Que nuestro ángel testifique este momento
dibujando frente a la hoguera del amor
esta pasión desbordada...
estos versos escritos con sudor.

Renace, quédate en mí... no dejes de amarme.
Amanecer mágico, perfecta fusión de corazones.
Te invito a escribir poemas de amor,
esta noche... cuando quieras... en mis brazos.

(Andrea Rivadero)
Bien sé, devota mujer,
cuando te contemplo en tus
fervores y celo arder,
que no me puedes querer
como quieres a Jesús.

Bien sé que es vano soñar
con el edén entrevisto
de tu boca, sin cesar,
y tengo celos de Cristo
cuando vas a comulgar.

Pero sé también que son,
por mi mal y por tu daño,
piedades y devoción,
caretas con que el engaño
te disfraza el corazón.

Y comprendo, no te asombre,
que hay en tu espíritu dos
cultos con un solo nombre,
que rezas al hombre-Dios
y sueñas con el Dios-hombre;

y el ardor de que me llenas
acabará por quemar
todo el jugo de mis venas;
y, por no quererme amar,
tú te vas a condenar
y a mí también me condenas.

(Amado Nervo)
Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro

tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero

y porque amor no es aureola
ni cándida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no está sola

te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.